martes, 5 de octubre de 2010

LA FESTA AL CEL

El pasado fin de semana tuvo lugar el festival aéreo de Barcelona, La Festa al Cel, con desigual participación del público (el ayuntamiento calcula, por lo alto, 100.000 espectadores el sábado y 400.000 el domingo).

Lo más curioso es que hasta en el festival aéreo tiene que haber políticos buscándole los pies al gato. Resulta que Ricard Gomà, de ICV (Iniciativa per Catalunya-Els Verds) se siente molesto (ha sido el único) porque en el festival aéreo haya participado un grupo de aviones del ejército, algo que en cualquier festival aéreo de cualquier país es absolutamente normal e incluso esperado.
Pues nada, dice Gomà que la presencia de aviones militares en un espectáculo aéreo familiar ''contradice la vocación de la ciudad de ser un referente en la lucha por la paz''.

Pero vamos a ver....¿es que acaso tiraron misiles o saltaron 2.000 paracaidistas sobre el centro de la ciudad? ¿es que venían en misión militar?.
Yo es que lo flipo. Ahora va a resultar que en la ciudad de las prohibiciones ni siquiera podrá surcar el espacio aéreo un avión militar, no sea que se le indigeste a algún politicucho aburrido.

Prohibido que los niños jueguen a la pelota en las plazas, prohibidas las corridas de toros, prohibidos los carteles en castellano y...¿ahora toca prohibir que un caza participe en una exhibición aérea? ¡por favor!
mare de Deu del Carme!!
¿a donde vamos a llegar?


No hay comentarios: