martes, 18 de enero de 2011

EL CORTE DE GENERAL MITRE ENFADA A LOS CAPRICHOSOS AL VOLANTE

Avisado con muchísimo tiempo de antelación, y además con carteles que lo indican, la ronda General Mitre se encuentra envuelta (un tramo) en unas obras muy necesarias que recuperarán espacio para peatones y autobuses, y reducirán las calzadas para el resto de vehículos.
Es una de las vías más colapsadas y contaminadas de Barcelona (que no son pocas).

Pero ni lo uno ni lo otro hacen desistir a los miles de vehículos privados que la invaden cada día (y como es normal en Bcn, la mayoría con un solo ocupante). La Barcelona 'clasista' se sigue negando a usar el metro para ir a trabajar o al centro.

Y claro, ayer, con un carril cortado en sentido Llobregat, el caos alcanzó dimensiones mas propias de Calcuta que de una ciudad europea mediana. Y lejos de ser comprensibles y entender que eran responsables de ese caos, los conductores se enfadaron, hicieron sonar el claxon sin parar y la Guardia Urbana tuvo que desviar parte de ese tráfico por la calle Lepanto.
¿Enfadarse porque unas obras avisadas y señalizadas te impiden llegar con tu todoterreno a la puerta de tu trabajo?
No es de extrañar que vías como Aragón, Diagonal, Meridiana y las rondas estén cada vez más llenas de esa niebla oscura que generan los humos de los coches.
De nada sirve la red de metro y su frecuencia (cada 2min en horas punta), ni los autobuses.
A los pijos de cochazo no les gusta mezclarse con la plebe en lo que ellos llaman 'transporte de ganado'.

Los propios vecinos de General Mitre lo dicen: ''el corte estaba anunciado desde hace tiempo. En vez de enfadarse, que vayan en Metro''.
(imagen de El Periódico, tomada por Guillermo Moliner, sobre el atasco de ayer)

No hay comentarios: