martes, 1 de marzo de 2011

2 MILLONES DE EUROS EN 4 INNECESARIAS COLUMNAS

Es época de crisis, pero cuando se trata de simbología nacionalista no hay crisis que valga.
El ayuntamiento de Barcelona, presionado por otros grupos políticos, se propuso restituir 4 grandes columnas de Puig i Cadafalch que estuvieron en Montjuic de 1919 a 1928, tiradas por la dictadura de Primo de Rivera.
Por lo visto, recuperarlas es una cosa muchísimo más prioritaria que eliminar la prostitución de la calle, las drogas, arreglar aceras o extender el carril bici, por poner sólo unos ejemplos.
Y he aquí que la obra faraónica y el derroche para contentar a unos cuantos ya se ha consumado.

Parece que ese es el sitio justo donde Puig i Cadafalch levantó sus columnas, pero desde luego se han cargado y bien cargado la preciosa perspectiva que se tenía de la avenida, las fuentes y el Palau Nacional. Ahora hay 4 mastodontes de hormigón estropeando una de las mejores estampas de Barcelona.
Da igual el sentido que tengan y el motivo por el que se levantasen, que nadie me diga que no se cargan la estética del lugar.

Y para colmo del derroche y del desperdicio del dinero de los ciudadanos (en las columnas va pasta de todos nuestros bolsillos), han gastado la friolera de 2 millones de euros.
Dos millones de euros, 2.000.000€ en plena crisis, en 4 columnas de hormigón.
Si era el momento adecuado y si 'embellecen' el lugar, que baje Dios y lo vea.
No sé como los nacionalistas no votan al PSC, si resulta que quiere ser más papista que el papa.

No hay comentarios: